Ciencia Detrás De Las Pantallas

- May 02, 2017 -

LCD, LED, OLED… y ahora QLED. El mundo de los paneles está lleno de siglas y características técnicas difíciles de diferenciar aunque sea necesario, ya que afecta a dos de los aparatos electrónicos más utilizados: la televisión y el móvil

Hace poco más de una década, los televisores ocupaban un espacio enorme en el salón de cada casa, pero no por las pulgadas, sino por su profundidad, el denominado coloquialmente 'culo de la tele'. A partir de los primeros años de la década de 2000, los televisores planos empezaron a inundar las casas y hace menos que muchos fabricantes de alta tecnología decidieron apostar gran parte de su inversión en I+D para crear las televisiones más innovadoras y con una calidad de imagen y sonido inigualables. 

Sin embargo, a pesar de ser un aparato que prácticamente todo el mundo tiene en su casa -1,9 unidades de media en cada hogar español- y frente al que pasamos 3,1 horas al día de media (ambos datos según dos estudios realizados por Samsung), es complicado encontrar a alguien que sepa diferenciar claramente la tecnología que hay detrás de su televisor. Algo normal al observar la cantidad de siglas y anglicismos que se usan para diferenciar las tecnologías.

Para facilitar las cosas, diferenciaremos entre las dos tecnologías en las que se divide el mercado actualmente: LCD (en todas sus versiones) y OLED. En primer lugar, hay que destacar que la tecnología LCD ('Liquid Cristal Display') no es nueva. Era la utilizada en los relojes y calculadoras Casio de hace años. Se trata de una pantalla de cristal líquido que funciona a partir de una fuente de luz que, al ser bloqueada en determinados puntos (píxeles), conforma una imagen. Lo que sí es verdaderamente nuevo son las tecnologías que han hecho evolucionar el LCD aportándole resoluciones mucho mayores. Las pantallas LED también son LCD, aunque en este caso los diodos emisores de luz son la fuente luminosa que sirve de base para que el cristal líquido forme la imagen.

Por su parte, las pantallas OLED('Organic Light-Emitting Diode') están formadas por un polímero orgánico que se ilumina al cargarse de electricidad, siendo mucho más eficiente, delgado y brillante que los paneles LCD. Además, no necesitan energía para reproducir el color negro, sino que simplemente desconectan el píxel de ese color o reducen su intensidad, por lo que su eficiencia energética es clara.

Por tanto, se diferencian de los paneles LCD por tener colores más vivos, aunque su desventaja es que al utilizar materiales orgánicos tienen una vida útil menor, ya que estos compuestos se degradan progresivamente con el uso. Samsung ha sido la marca que más ha invertido en el desarrollo de este tipo de paneles en los últimos años, aunque ahora marcas como LG y Philips están presentando televisores con esta tecnología.


新闻稿-2017.05.02.jpg

Previous:QLED Vs. OLED Vs LCD/LED 4K UHD TV: What You Need To Know Next:Cómo Saber Si Tu Móvil Tiene Una Pantalla LCD O AMOLED