Motorola StarTac (1994)

- Sep 27, 2016 -

La historia del teléfono móvil inteligente siempre estará asociada a Motorola. El fabricante norteamericano, ahora propiedad de la firma china Lenovo, logró el hito de realizar la primera llamada desde un dispositivo móvil en 1974. Fue Martin Cooper el ingeniero que lo hizo posible.


Aquella anécdota, que rememoraba hace unos años en una entrevista para ABC, permitió iniciar un nuevo tipo de comunicaciones entre las personas, aunque por aquellos entonces se desconocía la evolución que ha llegado a manifestar y, por supuesto, su alcance en la sociedad.

Entre algunos teléfonos icónicos que son todavía recordados se puede encontrar el StarTac, cuyo característico diseño en forma de concha no pasó desapercibido. Fue el sucesor del DynaTAC, lanzado unos años antes. Posiblemente, en algún cajón cogiendo polvo, más de una persona conserve un terminal de este tipo, cuyas prestaciones son muy arcaicas comparadas con los «smartphones» actuales.

Se le tuvo un cariño especial. A diferencia de otros modelos anteriores, el StarTac era capaz de plegarse por encima de su pantalla LED-LCD. Presentado en 1994, era bastante pequeño y ligero (pesaba 88 gramos) y, entre algunas novedades introducidas en la época, daba la opción de activar alertas gracias al motor de vibración. El fabricante, dado su éxito, fue lanzando años venideros sucesivas actualizaciones que mejoraban, entre otras cosas, algunas de sus características como un aumento de la capacidad.

Su memoria permitía albergar unos 99 contactos y su pantalla mostraba tres líneas de texto. Fue accesible pero su autonomía (batería de 750 mAh) era, más bien, escasa en comparación a otros modelos de la época. Aunque su software, primitivo, no era el más avanzado tenía cosas interesantes como un calendario y un compositor de melodías.

Era un «ladrillo» que soportaba los más duros golpes, no solo por amortiguar las caídas con unas bandas de gomas situadas en los laterales. Todo un fenómeno entre los adolescentes y jóvenes de la época. Pesaba unos 160 gramos y era de grandes dimensiones y destacaba por sus llamativos colores disponibles.

Su pantalla, LCD monocroma, tenía la peculiaridad que almacenaba únicamente las últimas cinco llamadas entrantes, salientes y perdidas. Se podía hacer funcionar con pilas convencionales del tipo AAA.

Previous:Taiwan Government Aims To Install 3 Million Low-voltage Smart Power Meters In 2024 Next:The Hero 4