Tipos De Pantalla Para Móvil, ¿cuál Es La Mejor?

- Mar 14, 2017 -

Lejos quedan los tiempos (afortunadamente) en los que a la hora de hablar de pantallas táctiles para smartphones y tablets había que fijarse en si eran resistivas (funcionamiento con presión) o capacitivas (funcionamiento tocando).

Pero el triunfo de las pantallas capacitivas no implica, ni mucho menos, que ahora todas las pantallas de móviles y tabletas sean iguales, y de hecho actualmente conviven muchos tipos distintos: Super AMOLED, Retina, OLED, IPS, LCD

Por ello, si quieres saber qué tipo de pantalla escoger para tu dispositivo móvil, te explicamos las diferencias entre cada una de ellas.

IPS / Retina

Al elegir un nuevo smartphone o tablet, debes tener en cuenta muchos factores como el procesador que monta, la batería o uno de los componentes que más tiempo pasarás mirando mientras lo uses: la pantalla.

La pantalla es el principal canal para lograr una experiencia de uso satisfactoria. Por mucha potencia que tenga el procesador de un dispositivo, si su pantalla no es la adecuada, deslucirá toda la experiencia de uso ya que el usuario no apreciará calidad en nada de lo que vea.

Para comenzar, no todas las pantallas utilizan la misma tecnología para mostrar las imágenes. De hecho, actualmente puedes encontrar dispositivos con pantallas de tipo IPSAMOLEDSuper AMOLEDRetinaIGZO, etc. Vamos a descubrir que se esconde tras estas siglas y que características las diferencian del resto.

Tipos de pantalla

Aunque con tantas siglas pueda parecer lo contrario, en realidad solo existen dos tipos de tecnología de pantalla o paneles: las LCD y OLED.

El resto de siglas que aparecen asociadas a las pantallas hacen referencia a los materiales o el tipo de construcción de cada uno de estos tipos de pantalla.

El panel LCD (Liquid Crystal Displayes el tipo de pantalla más común entre los dispositivos móviles, aunque puedes encontrarlo en múltiples variantes de fabricación. 

Paneles LCD TFT

Durante mucho tiempo uno de los tipos de LCD más utilizados en smartphones fue el LCD TFT (Thin Film Transistor).

Los paneles LCD TFT cuentan con un transistor por cada píxel que se muestra en pantalla que se puede controlar de forma individual, por lo que ofrece un tiempo de respuesta mucho más rápido que cualquier otro panel, al tiempo que ofrece una buena relación de contraste.

Fabricar este tipo de paneles tiene un coste realmente bajo, pero necesita un elevado consumo energético. Esto resulta un obstáculo insalvable dados los generosos tamaños de pantalla de los dispositivos móviles actuales. Por ese motivo, los paneles LCD TFT han quedado relegados a un segundo plano durante los últimos años.

No obstante, existen evoluciones de este sistema de paneles que ya están mostrando unos resultados espectaculares, como pueden ser los paneles LCD IGZO (Indium Gallium Zinc Oxide) TFT de Sharp, que utilizan un nuevo material semiconductor para facilitar una estructura de panel más compacta, de forma que caben más píxeles en la misma superficie. Esto está facilitando la implementación de las pantallas más finas, con consumos más ajustados y con definición 4K en los dispositivos móviles.

Paneles Super LCD

En él se ha conseguido eliminar el aire que existe entre el cristal externo y el resto de capas que forman la pantalla. Con esto se reduce el consumo energético con respecto a los paneles LCD TFT y se mejora la visibilidad de la pantalla, aunque la reducción del consumo todavía resulta insuficiente.

Paneles LCD IPS y Retina

Ante la escasa eficiencia energética de los paneles LCD TFT y Super LCD, se ha favorecido la demanda de los paneles LCD IPS (In-Plane Switching) que superan algunas de las limitaciones del resto de paneles, entre ellas la del consumo energético.

Los paneles LCD IPS son los más habituales en la actualidad ya que ofrecen un gran equilibrio al mostrar imágenes nítidas y con colores consistentes desde unos ángulos de visión muy amplios, así como unos buenos niveles de brillo y contraste, con un consumo energético muy contenido.

Dentro de los paneles LCD IPS, destacan los que Apple bautizó como pantallas Retina. Aunque este tipo de pantallas estén estrechamente asociadas a Apple, en realidad los de Cupertino no inventaron este tipo de pantallas, lo hizo IBM allá por 1998.

Apple bautizó este tipo de pantallas como Retina por la elevada densidad de píxeles que permitían.

Las pantallas Retina fueron de las primeras pantallas de fabricación masiva que rompieron la barrera de los 300 ppp (326 ppp en el iPhone 4, para ser más exactos) que, tal y como anunció Steve Jobs durante su presentación, se suponía que eran más píxeles de los que podía distinguir el ojo humano a cierta distancia. Afirmación que numerosos estudios se encargaron de desmentir más adelante, y que ha quedado demostrada con posteriores pantallas con mayor densidad de píxeles.

Paneles OLED, AMOLED y Super AMOLED

El otro tipo de pantalla que puedes encontrar de habitualmente entre los dispositivos móviles son los paneles OLED (Organic Light-Emitting Diode).

Estos paneles están formados por un polímero orgánico que se ilumina al cargarse de electricidad, siendo mucho más eficiente, delgado y brillante que los paneles LCD.

El tipo de panel OLED más habitual en las pantallas de los móviles es el AMOLED (Active Matrix Organic Light-Emitting Diode), o alguna de sus evoluciones como son el AMOLED plus o el Super AMOLED.

Una de las principales ventajas de las pantallas OLED es que no necesitan energía para reproducir el color negro. Simplemente desconectan el píxel de ese color o reducen su intensidad, por lo que su eficiencia energética está fuera de toda duda.

Además, las pantallas AMOLED son capaces de mostrar mayor claridad, contraste y nivel de brillo. Tanto es así que incluso pueden llegar a sobresaturar los colores. Algo que no gusta demasiado a algunos usuarios.

El hecho de utilizar materiales orgánicos provoca una vida útil menor que los paneles LCD ya que estos compuestos se degradan progresivamente con el uso, mostrando con el paso de los años colores menos intensos o azulados.

 

Con la matriz Pentile se integran una mayor cantidad de subpíxeles, con lo que se mejora la relación de contraste y se obtienen imágenes más vibrantes e intensas incluso a pleno sol. Con este sistema de matriz se consigue ampliar la vida útil de la pantalla y reducir el consumo.

¿Qué significa HD, Full HD, 2K y 4K?

Independientemente del tipo panel que monte el dispositivo, incluirá un determinado número de píxeles en la matriz de la pantalla.

El número de píxeles de una pantalla determina la nitidez de imagen que ofrecerá, por lo que es importante que tengan un número de píxeles lo más elevado posible.

En las especificaciones de los dispositivos móviles es común encontrarse con una serie de siglas que hacen referencia al número de píxeles que tenga en horizontal y vertical, se les añade la designación de HD, Full HD, QHD, 4K, etc.

Cada una de estas siglas obedece a un estándar establecido que define el número concreto de píxeles que el panel debe mostrar.

Así, la denominación HD (de Hight Definition o Alta definición) significa que la pantalla debe mostrar al menos 1.280 x 720 píxeles, sin importar el número de pulgadas que tenga la pantalla. A este tipo de pantallas también se las conocen como 720p.

Las pantallas Full HD se han convertido en el estándar más utilizado en las pantallas actuales y permite mostrar 1.920 x 1.280 píxeles. También las puedes encontrar bajo la designación 1080p.

No obstante, en la constante evolución de las pantallas de los dispositivos móviles, se han lanzado al mercado modelos con designaciones QHD, Quad HD o 2K cuyo estándar define que deben mostrar al menos 2.560 x 1.440 píxeles. Todas estas denominaciones en realidad hacen referencia al único hecho de que, en una de estas pantallas podrías mostrar el contenido de 4 pantallas HD del mismo tamaño.

El término QHD o Quad HD puede llevar a confusión y hacer creer al usuario que se encuentra ante una pantalla 4K. Nada más lejos de la realidad.

Las pantallas 4K deben mostrar 4.096 x 2.160 píxeles. Sin embargo, puedes encontrar pantallas que se indican como 4K, cuando en realidad son UHD o Ultra HD.

Aunque son resoluciones muy cercanas, su estándar no establece el mismo número de píxeles para ambas denominaciones ya que para el UHD o Ultra HD se necesitan 3.860 x 2.160 píxeles.

 esolución y definición de pantalla

Cuando hablamos de resoluciones de pantalla de los dispositivos móviles, a menudo nos referimos a ellas como pantallas HD, Full HD (o FHD). Aunque este concepto está socialmente establecido, no es del todo correcto.

En realidad, cuando nos referimos al número de píxeles en horizontal y vertical que tiene una pantalla, que como ya has visto, es a lo que se refieren estos términos, deberíamos hablar de definición de la pantalla.

En cambio, para ser semánticamente exactos, la resolución debería usarse para indicar la cantidad de píxeles que realmente tiene una pantalla. Es decir, qué densidad de píxeles tiene una pantalla. En esto, tiene mucho que decir el tamaño de la pantalla en sí, ya que no es lo mismo un panel Full HD en 5 pulgadas que en 13 pulgadas.

Aquí es donde entra en juego el valor de la resolución, comúnmente asociada a la densidad de píxeles de la pantalla, que expresa el número de píxeles que tiene una pulgada de pantalla.

Este valor se expresa con el acrónimo ppp (píxeles por pulgada) o con su variante sajona ppi (pixels per inch).

Así, mientras una pantalla Full HD con un tamaño de pantalla de 5 pulgadas ofrece una densidad de píxeles de alrededor de 440 ppp, la misma pantalla Full HD con un tamaño de 5,5 pulgadas baja hasta los 400 ppp y una Full HD de 13 pulgadas se quedaría en 169 ppp.

¿Qué pantalla es mejor?

Con toda la información que te hemos facilitado, ya debería bastar para que tú mismo fueras capaz de determinar sobre el papel qué pantalla ofrece mejor calidad.

No obstante, los números no lo son todo, y la percepción personal de las imágenes que se muestran en pantalla siempre es subjetiva.

2017.03.13.jpg


Previous:Lanzan Televisor Sin Bocinas Next:KYOCERA Introduces 6.2” LCD Display In 16:6 Format For Industrial And Medical Applications